Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH)

Los síntomas más habituales son la inatención (despistes, dificultades para concentrarse, incapacidad de adquirir hábitos o estudiar), hiperactividad e impulsividad (impaciencia, dificultad para contener y regular su comportamiento…).