¿Debería acudir a terapia?

En el momento en que los síntomas generan un malestar psicológico y un impacto en la vida cotidiana es importante valorar la necesidad de pedir ayuda. La terapia puede ayudarte a mejorar tu calidad de vida.