Pensamos que lo que le ocurre a nuestro hijo pueden ser tonterías de la edad. ¿Por qué llevarlo al médico?

Efectivamente algunos conflictos se resuelven solos a lo largo del proceso madurativo, pero si su hijo sufre alguna de las dificultades enumeradas y éstas no se resuelven en un tiempo prudencial, pueden ser susceptibles de tratamiento en nuestro centro.