¿Qué son las “respite aged care beds”?

La sobrecarga que el cuidado continuado del paciente con problemas psíquicos supone para familia y cuidadores hace necesario que durante unos días o semanas dicho cuidado quede en manos de expertos en un entorno adecuado. Las “camas de respiro” ejercen una función de descompresión temporal necesaria y un momento oportuno para realizar una evaluación del estado físico y mental del anciano.