Bienestar y Productividad en el Teletrabajo Estival: Estrategias para un Equilibrio Saludable

Con la llegada del buen tiempo y las vacaciones de verano, muchas empresas comenzarán a ofrecer la posibilidad de teletrabajar. Un estudio de DE-CIX en colaboración con Alpha Research desveló que un 43,8 % de los españoles teletrabajará este verano. Por lo que, se ha convertido en una práctica adoptada por muchas empresas, ofreciendo flexibilidad y comodidad a los empleados/as. 

Sin embargo, durante los meses de verano, el teletrabajo puede presentar desafíos significativos para la salud mental de los/las trabajadores/as. Las altas temperaturas, la distracción de las vacaciones y el aislamiento pueden afectar el bienestar emocional.

La difusión de los límites

Aunque no deja de tener infinitas ventajas, el teletrabajo también puede tener consecuencias negativas para la salud mental de las personas trabajadoras.

Uno de los aspectos en el que más se puede apreciar es en el ámbito social. Trabajar desde casa puede generar una sensación de aislamiento. Ya que, se reduce la interacción cara a cara con los/las compañeros/as y propaga una percepción de soledad. Lo que puede afectar negativamente al estado anímico y a la motivación de la persona. 

La falta de separación entre los espacios personales y de trabajo pueden dificultar el descanso y la desconexión digital. Generando un desequilibrio entre la vida laboral y la personalLo que conlleva a un aumento general del estrés. La autoexigencia y la presión para demostrar productividad trabajando desde un lugar diferente pueden aumentar significativamente el estrés. La falta de una rutina clara y la gestión de múltiples responsabilidades contribuyen al aumento del mismo.

 

¿Cómo enfrentar el teletrabajo en verano?

Para poder disfrutar de las infinitas ventajas que nos proporciona el teletrabajo en verano las empresas y sus empleados/as tienen que fomentar la comunicación teniendo en cuenta los siguientes 4 puntos. 

  • Fomentar las pausas regulares: Es indispensable que las personas trabajadoras realicen descansos en su jornada. De esta manera, podrán estirarse, hidratarse y sobre todo relajarse. Las pausas son esenciales para mantener la concentración y el buen ánimo. 
  • Crear un ambiente de trabajo cómodo: Proveer de recursos a los/las empleados/as es fundamental para que puedan acondicionar su espacio de trabajo sin distracciones y comodidad. 
  • Mantener la conexión social: Mantener una comunicación abierta y regular organizando reuniones virtuales para fomentar la conexión en línea entre los empleados de la empresa. Fomentar la interacción social puede reducir la sensación de aislamiento y fortalece las relaciones laborales. 
  • Ofrecer recursos de salud mental: Fomentar y dar acceso a programas de asistencia al empleado/a que brinden apoyo emocional y recursos de salud mental. Estos programas pueden incluir asesoramiento, líneas de ayuda y talleres sobre manejo del estrés. 

 

¿Cuál es el papel de las empresas para conseguir el equilibrio en el teletrabajo estival?

El teletrabajo realizado en la época de verano presenta desafíos para los empleados/as. En este sentido, las empresas tienen un papel crucial en apoyar su bienestar y salud mental. 

Mediante la implementación de diferentes estrategias, y fomentando un entorno de trabajo seguro, las empresas pueden trabajar para que sus empleados/as no solo mantengan su productividad, sino que también, disfruten de su verano. Priorizar la salud mental y el bienestar de los empleados es esencial para tener un equipo de personas trabajadoras más productivo y feliz.

Asimismo, las organizaciones deberían ofrecer capacitación específica para prevenir, evitar y/o tratar las diferentes dificultades que se encuentren en el camino de realizar el teletrabajo en verano.

Para ello, desde IMQ Amsa ofrecemos a empresas un programa de promoción del bienestar emocional que atienda, cuide y promocione el bienestar emocional de sus empleados/as. Se enfoca en dos grandes áreas. Por un lado en la implementación de medidas preventivas para reducir los riesgos psicosociales relacionados con el trabajo. Por otro lado, en el fomento de acciones que promuevan la salud mental, buscando lograr un crecimiento psicológico óptimo que mejore la calidad de vida y el bienestar emocional de las personas. Además, se adapta al mundo del teletrabajo y a la temporada del verano con sesiones de terapia y acompañamiento online.

Desde IMQ Amsa animamos a tanto individuos como a empresas a cuidar la salud mental en el entorno laboral y tratarla como prioridad para un bienestar general y un mejor rendimiento en el entorno de trabajo. Para más información, visita nuestra página web o concierta una primera cita llamando al 94 494 70 71.